Entrevistas

Apuntar al futuro: LA-2028

by: cbluck

0

Debemos decir que cambiamos el título de esta nota. Debemos decir que su título original era «La decepción de París 2024». Pero algunos días atrás un buen amigo, alguien a quien normalmente se le escucha, comentaba sobre nuestra idiosincrasia al momento de enfrentar situaciones adversas y decía » a nosotros los latinos nos sobra historia y ritmo de tango». Quería darme a entender, en su manera tan particular, que nuestras historias siempre parten desde el llanto y la tragedia y eso pone acentos en nuestro camino. Por lo tanto, y en consonancia con el espíritu del beach handball, decidimos cambiar y pensar en futuro, en positivo, apuntar hacia lo que podemos hacer para intentar modificar una decisión ya tomada, acentuar sobre lo que nos falta más que en todo lo que hicimos. Y en ese contexto desarrollamos esta nota sobre la no inclusión del balonmano playa en los JJOO de París 2024.

Este hecho que marcó en gran medida la agenda del balonmano de comienzos de diciembre de 2020 tiene su propia historia, además de las reacciones que generó entre sus cultores, fanaticada y dirigentes a nivel mundial. Sin embargo, algunos anuncios como el de la Federación Europea respecto de la inclusión del beach handball en los Juegos Olímpicos Europeos a realizarse en Polonia 2023, abre una nueva ventana respecto de la importancia que los Comités Olímpicos Nacionales le dan a esta disciplina que ha tenido un crecimiento importante en los últimos años. Pero que lamentablemente pareciera no estar en sintonía con lo que piensa el COI.

Pese a todas las expectativas que se habían forjado sobre la presencia del beach handball en París 2024, esto ya no parecía posible según algunos expertos desde el momento en que el Presidente del COI en febrero del 2020 se excusó de asistir al Consejo de la IHF, que sería en Basilea, donde se abordarían los diversos temas del desarrollo del handball mundial y donde el Beach Handball sería parte de la agenda. Entonces, sólo restaba enviar la carpeta de postulación para París 2024, la que se acumularía a las restantes 41 presentaciones realizadas por otras Federaciones Internacionales.

Posteriormente se acrecentó la duda técnica de que se incorporase el beach handball cuando la Organización de Paris 2024 en marzo del presente año aprueba los recintos de las 4 disciplinas ya aprobadas por el COI como eventuales nuevos deportes para la edición olímpica de París 2024. Para esa fecha aún estaba pendiente la decisión definitiva y todos los deportes que hicieron sus presentaciones durante el 2019 y 2020 estaban expectantes de un cambio en los criterios del COI, para que en la decisión final estuviese incluido alguno de los deportes mas tradicionales. Sin embargo, la noticia de que el Beach Handball o Balonmano Playa no sería parte de las disciplinas olímpicas de Paris 2024 se oficializó el pasado 7 de diciembre.

 Un sentimiento de desazón cruzó a nivel mundial a todos quienes tienen a esta disciplina como su mayor pasión. Los esfuerzos realizados a nivel planetario por llevar el Beach Handball a la cita de los anillos que se realizará en París los tenía a todos esperanzados de que el COI decidiera finalmente aceptar su inclusión.

Y esta esperanza no era una simple ilusión, ya que había existido un trabajo muy duro y serio encabezado por la propia Federación Internacional de Balonmano IHF y que contaba con hitos importantes a su haber, como el éxito logrado con su inclusión y desarrollo de la competencia durante la realización de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires 2018, donde el equipo femenino local logró su consagración al obtener la presea dorada en un vibrante encuentro desarrollado en Parque Sarmiento frente a Croacia, donde el mismo Presidente del COI asistió y participó de esa gran fiesta.

¿Y por qué el Beach Handball?

Cuál es la importancia del Beach Handball para nuestro continente se preguntarán quienes todavía no tienen un acercamiento a esta modalidad del balonmano jugado sobre arena. Para dimensionar el potencial y desarrollo que América representa en el concierto mundial, baste decir que los mundiales IHF de la especialidad se vienen desarrollando desde 2004 cada 2 años en la rama masculina, es decir hasta 2018 se han jugado 8 mundiales y Brasil ha logrado subir 7 veces al podio. Y si eso ya es un dato importante, no hemos dicho que de las 8 oportunidades, 7 de ellas ha sido para recibir una medalla de oro, lo que convierte al país mais grande do mundo en o rei das areias. Un registro impresionante que no ha sido expuesto apropiadamente. Y las chicas no se quedan atrás ya que de las mismas 8 versiones, las representantes de Brasil también han subido al podio en 7 ocasiones, cambiando sólo la distribución de las medallas, 3 han sido doradas, una plateada y 3 bronces.

Creo que el COI y su presidente Thomas Bach saben exactamente lo que el balonmano playa puede ofrecer al movimiento olímpico. Tuvieron la oportunidad de apreciarlo en Buenos Aires, como en el partido de exhibición organizado en 2015 en Lausana” decía Giampiero Masi, líder del Working Group de Balonmano Playa de la IHF el pasado 12 de noviembre en una entrevista en el sitio oficial de la Federación Italiana de Handball. “El sueño olímpico está vivo en todos los que amamos el balonmano playa. Ahora mismo nos sentimos como jugadores antes de un partido importante: hacen todo lo posible para estar preparados y nosotros hicimos lo mismo. En los últimos años, el COI nos ha brindado la oportunidad de presentar el potencial del balonmano playa de la mejor manera posible, involucrando a toda nuestra comunidad, desde las Confederaciones Continentales hasta las Federaciones Nacionales ” , cuando todavía todo el planeta handball creía que los esfuerzos desarrollados y el duro trabajo desplegado, la campaña a través de redes sociales, todo ello se sintetizaba en una frase que Masi y quienes cultivan esta extraordinaria disciplina comenzaron a expresar como un mantra: «Creemos que ha llegado el momento de participar en los Juegos Olímpicos”.

Durante la conferencia de prensa celebrada hoy por el Comité Olímpico Internacional tuvimos la confirmación de que el Balonmano Playa aún no forma parte del programa olímpico. Esto es un obstáculo para el desarrollo del deporte, ya que no nos pone al mismo nivel que los deportes olímpicos, con fondos dedicados por los Comités Olímpicos dice Luiz Filipe Caldas (Bra) Presidente de la comisión de Arbitraje y Reglas de Juego de Beach Handball de la Confederación de Sur y Centro América de Balonmano, Coscabal.

Desafortunadamente el COI hizo caso omiso de todos estos llamados y atendiendo a criterios de “modernizar la gran fiesta del deporte, acercarlo a los jóvenes y sanear algunas disciplinas” como expresa el diario digital AS, decidió no incluir el balonmano playa, incorporando en una decisión que no ha dejado de causar polémica al break-dance que al igual que el Beach Handball debuto en Argentina en los Juegos de la Juventud. En línea con los objetivos del COI, también se reducirá en la versión 2024 el número total de deportistas, las medallas a entregar y se logrará una equiparidad de género, en parte debido a que se disminuyen disciplinas masculinas que tenían presencia histórica. Y los grandes damnificados con la decisión del COI son el karate y el béisbol, que fueron incluidos para los juegos de Tokyo y no estarán en París.

O que fazer agora, what to do now” expresaba en sus redes sociales el prestigioso técnico brasileño Marcio Magliano para resumir su sentimiento de frustración. Silvio Lago, otro histórico en el desarrollo del beach handball continental expresaba su indignación ante la decisión que marginaba la disciplina de la cita de los anillos parisina. Pero si bien la desazón, molestia e indignación era una corriente generalizada, pronto esos sentimientos se transformaron nuevamente en una fuerza creadora que propugnaba seguir trabajando, cambiando el lema por un “nunca nos rendiremos, never give up” como comenzaba a expresar Juan de Arma, referente argentino de la disciplina en el sitio Facebook Comunidad del Beach Handball Americano.

Por su parte, para Marcel Mancilla Presidente de la Confederación de Sur y Centro América de Balonmano, la noticia tampoco le resultó agradable, especialmente considerando que muchas veces ya ha expresado que “el beach handball es un diamante en bruto que debemos desarrollar” pero debido a las condiciones sanitarias derivadas de la pandemia y que han afectado toda la actividad deportiva de las Federaciones y Confederaciones Nacionales que componen Coscabal, ha sido imposible de concretar. Y al revisar los resultados obtenidos sólo en los mundiales IHF, sin duda que es una actividad donde el potencial de nuestro continente todavía se está desarrollando.

Al respecto, Mancilla ha dicho “quizas nuestra tarea parte atendiendo a las consultas básicas que el COI realiza para incluir una disciplina y entender que ese proceso implica razones de peso ineludible que obligarían a incluir una disciplina de un deporte olímpico como lo es Handball. Sobre este punto, no deja de ser interesante la convicción de Mancilla respecto a que “si en cada Federación Nacional de la COSCABAL logramos incluir y desarrollar la disciplina, esto ayudará a cumplir con el criterio de universalidad exigido a los deportes olímpicos”, asumiendo de paso un compromiso de masificación que todo el mundo del balonmano playa anhela a nivel continental.

Mancilla también toca un aspecto no menos importante dentro de los criterios del COI, los  financieros, expresando que “si revisamos los aspectos que afectan el costo financiero del beach handball y no encontramos nada para cambiar, entonces debemos resaltar y revalorar el concepto de trabajo en equipo y colaborativo que un deporte colectivo implica y que parece haberse perdido de vista en esta decisión. Los valores olímpicos de amistad, compañerismo y trabajo en equipo indudablemente se representan mejor en los deportes colectivos, donde el esfuerzo individual sólo se premia si va acompañado por el logro colectivo. Sólo en los deportes colectivos como el Beach Handball nadie es mas importante que el equipo y siempre el equipo es más grande que la suma de sus individualidades. Quizás la ilusión del Barón de Coubertin  ha ido perdiendo protagonismo en función de otros factores que tendremos que descubrir para superarlos.”  

 Y sin duda este espíritu de fiesta y hermandad que empuja el balonmano playa, de querer estar juntos, de seguir trabajando por el engrandecimiento del más hermoso y espectacular deporte de arena, hará que sus cultores sigan empujando y justificando ante el mundo deportivo que su inclusión debe realizarse para los Juegos de 2028 en Los Ángeles, USA. Así lo ratifica Ghassan Mamo Presidente de la Comisión de Beach Handball de COSCABAL en su declaración oficial “Continuaremos trabajando incansablemente y luchando por el crecimiento de nuestro deporte, con el nuevo objetivo de conseguir la inclusión de nuestra modalidad en los JJOO Los Ángeles 2028”. Sin duda, ya no seguiremos escribiendo tango, habrá que redoblar los esfuerzos, trabajar más duro todavía y escuchar un nuevo ritmo que nos mueva para llevar la fiesta del beach  a Los Ángeles 2028.

PRONUNCIAMIENTO COM. B.H. COSCABAL

Handball SC América/2020

X